Podología Sin Fronteras

    NextPrevious

    Podología Sin Fronteras

    Almas bondadosas de España a Honduras. Solidaridad sin fronteras. 

    Hoy os traemos la imagen de la solidaridad de la mano de Podología Sin Fronteras. Una organización sin ánimo de lucro que lleva más de 10 años promoviendo la salud podológica en las comunidades y áreas más desfavorecidas que no tienen acceso a este tipo de atención debido a los deficientes sistemas sanitarios que se prestan en esas regiones.

    Nacida en el año 2007 tras la estancia de un grupo de cuatro podólogos españoles en el hospital San Felipe de Tegucigalpa, en Honduras.

    Hasta allí se desplazaron con el objetivo de realizar cirugía del pie de casos complejos que no recibían atención.

    La necesidad del tratamiento de diversas patologías en la población local les hizo pensar en reunir a compañeros podólogos y formar a médicos locales en las técnicas actuales, para así intentar resolver los casos más severos y poder establecer un seguimiento de los pacientes tratados. 

    Lo que comenzó siendo una asistencia puntual aquel año se convirtió en la semilla de la que brotaría un proyecto continuado.

     

    La mayoría de los podólogos que forman parte de esta brigada, realizan esta labor en su periodo vacacional, con una duración de tres a cuatro semanas.

    Para desarrollar sus funciones, realizan una historia clínica exhaustiva de los pacientes de ortopedia con sus pruebas complementarias para determinar la necesidad de cirugía osteoarticulares y llevarlas a cabo en turnos de mañana y tarde.

    Este proyecto se ha realizado de forma muy exitosa durante los años 2007, 2008, 2010, 2012, 2015, 2017 y 2018. En este tiempo se evaluaron y operaron más de 50 casos en cada una de las expediciones, llegando a un total de 919 pacientes atendidos hasta el año 2018.

     

    Esta ONG encuentra su apoyo en el Rancho de la Organización Nuestros Hermanos Pequeños (NPH), donde se alojan. Una extensión de 900 Hcs, donde conviven 600 niños huérfanos provenientes de familias desestructuradas, bajo vigilancia de sus tutores. Es allí, en el centro quirúrgico Sagrada familia y  en el hospital San Felipe donde se realizan las intervenciones podológicas.

     

    Sin duda, el beneficio inmediato que este proyecto tiene en los pacientes es enorme. Un impacto fundamental en la salud específica del pie y por ende en el estado general del individuo, ya que mejora su movilidad, funcionalidad e independencia con el consecuente aumento de su calidad de vida.

    Con la colaboración de proveedores, distribuidores y la ayuda de particulares se recauda el 10% aproximadamente del coste de su misión, el resto de gasto lo asume cada integrante para que se haga realidad la ejecución de cada Brigada en Honduras.

     

    ¿Y a vosotros, qué os ha parecido este proyecto de solidaridad?

    Déjanos tu comentario.

     

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    NextPrevious